,

Conoce las enfermedades más comunes del verano.

 

Enfermedades verano.

Las enfermedades comunes del verano.

Ya se acerca la temporada que todos disfrutamos mucho: el verano. En esta época somos más felices por el clima caluroso y por las vacaciones.  Existen algunas enfermedades comunes en verano que pueden acabar con tanta alegría. En el post de hoy te mostramos 5 enfermedades que podemos sufrir en esta estación del año. Te enseñamos como se producen y a la vez como evitar que sucedan. Aunque podemos sufrir muchas más enfermedades, hoy hablamos de: Golpes de calor, deshidratación, quemaduras, alteraciones del sueño e intoxicación alimentaria.

Golpes de calor en verano.

Son aumentos de temperatura del cuerpo causadas por las altas temperaturas y por la exposición al sol. El cuerpo pierde agua, y puede provocarnos fiebre, mareos, sudores, sequedad o sed, entre otros síntomas. Podemos evitarlos huyendo de las bebidas con cafeína o con demasiado azúcar, bebidas muy frías o muy calientes, y comidas muy pesadas. Para prevenirlo debemos hidratarnos bien con agua o zumos naturales, vestir  con ropa de algodón y holgada; evitar la exposición prolongada al sol y protegernos con cremas solares.

La deshidratación.

La hidratación es esencial para el buen funcionamiento del organismo. La deshidratación se produce cuando la salida de agua y de sales minerales es superior a las entradas en nuestro cuerpo. Para prevenirlo es necesario restituir los líquidos bebiendo mucha agua ó bebidas isotónicas. 

Quemaduras y manchas en la piel.

Con la llegada del verano, nuestra exposición al sol aumenta y  puede provocar quemaduras o manchas en la piel. Es necesario la utilización de protectores solares para evitar que esto suceda. Las manchas en la piel  surgen a causa de una gran exposición al sol durante años. Para prevenirlas, hay que aplicar protector solar cada vez que nos exponemos al sol. 

Alteraciones del sueño.Mela

El calor y la luz del verano provoca dificultades a la hora de dormir. El aumento de las temperaturas provoca incomodidad al dormir al no encontrar una posición adecuada para conciliar el sueño. También el exceso de ruido hace que no podamos conciliar el sueño. La solución es no preocuparse en exceso, intentar relajarse y no obsesionarse demasiado en dormir por obligación. En ocasiones podemos recurrir a Suplementos Naturales como la melatonina para que la calidad de nuestro sueño sea la óptima. Puedes encontrar suplementos de Melatonina en nuestra web.

Intoxicación alimentaria.

Son muy frecuentes en verano, ya que surgen de las bacterias o parásitos en los alimentos y en el agua, por las elevadas temperaturas y por la falta de higiene. Esto puede provocar problemas estomacales como gastroenteritis. Para prevenirlas debemos lavarnos las manos antes y después de manejar los alimentos. También conviene guardar los alimentos bien refrigerados y lejos de insectos o animales. Con todos éstos consejos nos aseguramos de disfrutar del verano.  🙂