Final de verano: ¿Cómo protegernos de las bajadas de temperatura para no coger un resfriado?

Al final del verano cuando el otoño comienza a sentirse es cuando más debemos comenzar a protegernos de los refriados. Tomar suplementos y vitaminas que refuercen las defensas de nuestro sistema inmunológico será el primer paso para no enfermarnos de los comunes resfriados que se presentan con los cambios de estación.

Estudios científicos han demostrado que el funcionamiento de nuestro sistema inmune se ralentiza con las bajas temperaturas y esto, aunado a una alimentación poco saludable, periodos cortos de descanso y otros malos hábitos hace que disminuya la efectividad de protección de las defensas del cuerpo.

Por otro lado, un microorganismo como el rotavirus que es el encargado de producir el refriado común, se multiplica rápidamente en las mucosas de nuestro cuerpo cuando este posee una temperatura menor a 37ºC, lo cual es muy común en el otoño y en el invierno. De esta manera, el virus se aloja en la nariz, ojos y boca para luego invadir todo nuestro cuerpo, ocasionando que nos enfermemos de gripe.

¿Cómo subir las defensas para no coger un resfriado con los cambios de estación?

Conservar nuestras defensas en un buen equilibrio durante todo el año es primordial para mantenernos sanos y fuertes. Sin embargo, cuando llegan los cambios de estación los microorganismos oportunistas se multiplican con más rapidez y por ello debemos aumentar la resistencia de nuestras defensas.

Los suplementos, vitaminas y aminoácidos son nuestros principales aliados para fortalecer el sistema inmunológico y protegernos de los refriados que tanta molestia pueden causarnos.

Entre una de las principales vitaminas para fortalecer el sistema inmune se encuentra la vitamina D. Este suplemento tiene la propiedad de aumentar la producción de linfocitos, estimula la fagocitosis e incrementa la actividad de las células natural killer, los cuales son procesos vitales para el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

Así mismo, la jalea real también se incluye como otro suplemento de gran efectividad para regular las defensas del cuerpo. Ya que cuenta como una gran cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes, la jalea real ayuda a reforzar el sistema inmune, nutriendo todas las células que se incluyen en él y que trabajan para mantenernos sanos.

Consumir jalea real como un suplemento traerá un sinfín de beneficios para nuestro organismo, pues además de estimular las defensas también nos aporta energía, incrementa la resistencia física y mental, reduce el colesterol y regenera las células previniendo el envejecimiento prematuro.

Por otro lado, además de comenzar a tomar estos suplementos y vitaminas también debemos tomar otras previsiones para no enfermarnos como dormir y comer bien, reducir los niveles de estrés, consumir más frutas, verduras, hortalizas, no exponernos al frio sin estar abrigados y evitar el consumo de tabaco y alcohol.

Si seguimos esto sencillos pasos, podemos asegurarnos que estaremos protegidos contra ese común resfriado que todos padecen con los cambios de estación y que tanto puede afectar nuestras labores diarias con una serie de síntomas bastantes molestos.