Falta de luz solar: cómo nos puede afectar el horario de invierno

falta luz solar

Las bajas temperaturas de invierno provocan una disminución de la energía y del ánimo en muchas personas, ocasionando que quieran permanecer más tiempo en casa y dejen a un lado el calor del sol. No es un secreto que en horario invierno el frío del exterior es mucho mayor que los rayos solares, lo que proporciona una grave falta de luz.

Durante esta época del año, anochece antes de lo esperado y por tanto, el cuerpo se ve afectado por dicha falta de luz. Lo más recomendado por los especialistas es consumir un suplemento alimenticio energía que pueda ayudarnos a recobrar el vigor, la vitalidad, la fuerza y el ánimo del cuerpo, logrando que completemos nuestras actividades matutinas sin mayor inconveniente.

El ritmo circadiano es un ciclo del organismo que regula las funciones fisiológicas, adaptándose a la luz y la oscuridad. Ocurre cada 24 horas y no sólo en seres humanos, sino también en plantas y animales. La luz solar es necesaria para las plantas, ya que con su energía llevan a cabo el proceso de fotosíntesis.

En los seres humanos no funciona diferente, ya que es la luz solar la que nos permite mantenernos activos durante el día, estimulando las relaciones sociales, las funciones cognitivas, los diferentes sistemas del cuerpo y nuestras actividades laborales.

La carencia de luz solar y sus consecuencias

La falta de luz solar durante el horario invierno ocasiona una mayor producción de melatonina, hormona encargada de la regulación del sueño y por tanto, las personas suelen sentirse más cansadas y sin energía.

No recibir luz solar ocasiona síntomas muy parecidos a los de la depresión: pérdida de interés en las actividades, tristeza, disminución del interés sexual, bajo rendimiento, pérdida de energía y somnolencia. Sin embargo, existe un síntoma en específico que afecta con mayor gravedad al organismo: la pérdida del apetito.

Por increíble que parezca, diferentes estudios han demostrado que el horario invierno reduce nuestra apetencia por los carbohidratos, los dulces e incluso las proteínas. En este punto, es importante resaltar la gran utilidad que representa un suplemento alimenticio energía para el organismo.

Así mismo, durante la regulación del ritmo circadiano por parte del hipotálamo interviene de forma directa la síntesis de serotonina, conocida por ser la hormona de la felicidad. Durante este proceso, investigadores están estudiando la posibilidad de que la falta de luz y la regulación del ritmo circadiano esté relacionado con la poca producción de serotonina.

Bajo este panorama, es ineludible mencionar la importancia del sol con respecto a la vitamina D, los minerales y el reforzamiento del sistema inmunológico. No obstante, si deseamos complementar la función de los rayos solares en el organismo podemos optar por el consumo de algún tipo de suplemento alimenticio energía.

En definitiva, la falta de luz podría ser un enemigo silencioso y debemos contrarrestar sus síntomas para permanecer saludables, tranquilos y equilibrados durante la época de invierno.