¿Cómo prevenir la aparición de durezas y ampollas en los pies?

Las ampollas y callos en los pies suelen ser un problema común que afecta a un gran número de personas, sobre todo a los deportistas o personas que practican alguna disciplina exigente que pueda lesionar estas extremidades, como es el caso de los bailarines de ballet, los tenistas o maratonistas.

Aunque el cuidado de los pies es parte importante de la salud en general, muchas personas no toman las suficientes prevenciones para evitar que aparezcan durezas o se formen las terribles ampollas que suelen ser muy dolorosas.

Es por ello que hoy queremos hablarte de cómo prevenir la aparición de durezas, callos o de ampollas molestas que pueden afectar tu vida cotidiana o tus entrenamientos.

Causas de aparición de las durezas, callos y ampollas en los pies

La fricción incorrecta entre la dermis y la epidermis es la principal causa de ampollas, durezas y callos en los pies. Las personas que realizan actividades físicas exigentes y no cuentan con las zapatillas o los calcetines correctos, son las más propensas a sufrir este tipo de lesiones en los pies.

Ya sea que te encuentres trabajando o realizando ejercicio, los pies son la base que soporta todo el peso de nuestro cuerpo, la cual para cumplir con su función debe adaptarse a los requerimientos del terreno tanto en soporte como en la propulsión usada para caminar o correr.

El calzado de seguridad, las zapatillas para tenis incorrectas o los tacones demasiado altos y cerrados, son los tipos de calzados que pueden causar más ampollas, callos o durezas, si no se toman las previsiones correctas para su uso.

¿Cómo prevenir la aparición de estas lesiones y mantener un buen cuidado de los pies?

 

  • Usa cremas o aceites naturales para hidratar tus pies: antes de dormir, masajea tus pies con cremas que tengan extractos de almendras o Aloe Vera, o también prueba con aceite de coco o vaselina.

 

  • Escoge las zapatillas correctas: si practicas una actividad rigurosa con tus pies (como correr) asegúrate de comprar zapatillas de running con plantilla ergonómica que sean de tu talla.

 

  • No todos los calcetines son iguales: procura escoger calcetines sin costuras que no absorban el sudor y que se adapten bien a tus pies, sin dejar arrugas que puedan causar fricción. Además, evita el uso de calcetines de algodón y escoge calcetines de fibras acrílicas.

 

  • Evita el uso continuo de zapatos de tacón alto: en especial, los conocidos tacones “stilettos” pueden llegar a causarte desde durezas hasta ampollas, si los usas todos los días. Por tanto, si debes usarlos con frecuencia, recurre a plantillas de gel para eliminar la fricción y evitar un posible daño a tus pies.

 

La salud y el cuidado de los pies dependerá de la atención que brindemos a ciertos detalles que pueden marcar una gran diferencia. Las plantillas de gel, los calcetines correctos o las zapatillas adecuadas son la clave para evitar estas lesiones tan molestas y dolorosas.