Beneficios de los suplementos de ajo negro

ajo negro

El ajo negro es una variable del ajo común que ha sido expuesto a calor bajo por un tiempo prolongado, lo que ocasiona que su concha adquiera un color tostado y los dientes se tornen negros, blandos y con una textura cremosa.

Existen varias hipótesis acerca del descubrimiento del ajo negro, una de las más extendidas señala que surgió de una técnica de conservación asiática realizada exponiendo el ajo al calor suave de unas brasas de madera por al menos un mes. En la antigüedad era usual poseer un horno de leña o chimenea en casa, así que el ajo negro se volvió popular gracias a su sabor, pero su receta pareció perderse en el tiempo hasta ahora.

Hoy en día se considera un suplemento alimenticio que adquiere cada vez más popularidad debido a sus múltiples propiedades para nuestra salud y a su reciente inclusión en la gastronomía internacional. En el siguiente artículo te contaremos todo sobre su uso y los beneficios que este alimento tiene para ti.

Beneficios ajo negro: una joya culinaria muy saludable para el organismo

Sabemos que el ajo común además de ser una especie predilecta en la cocina, posee propiedades medicinales asombrosas. Cuando se vuelve negro, el ajo deja salir todos sus secretos ocultos y nos permite obtener aún más beneficios para nuestra salud y alimentación.

Rico en antioxidantes, el ajo negro combate los radicales libres mejor que cualquier otro alimento ayudando a fortalecer nuestro sistema inmune. Se ha comprobado que el ajo negro posee cinco veces más fenoles (una característica que podría convertirlo en un alimento anticancerígeno) debido a la transformación que sufre la alicina durante el proceso de maduración: este importante compuesto se convierte en S-alilcisteína, tetrahidro-carbonilos, alcaloides bioactivos y rivoflavonoides, además ayuda a detener el envejecimiento celular.

¿Por qué el ajo negro es un excelente suplemento alimenticio?

Además de contener variados fenoles, el ajo negro también es una fuente de vitamina C y un antibiótico natural que puede protegernos de infecciones o virus estacionarios. Ayuda también a reducir el colesterol y los triglicéridos siendo adecuado para eliminar el exceso de lípidos en la sangre y regular el colesterol.

Quizás lo más impresionante es su capacidad para energizar al cuerpo debido a que es una fuente segura de proteínas, aminoácidos esenciales, vitaminas como la B1, B2, B3, y minerales como el calcio, el hierro, el fosforo y el potasio y probióticos recomendado para deportistas, atletas de alto rendimiento y personas con una vida muy activa. Además, es excelente para aliviar el dolor y la inflamación muscular, por ello es indicado como tratamiento complementario para la artritis o para aliviar el dolor de los músculos cansados por el entrenamiento. El ajo negro no solo es fácil de digerir, también es utilizado para mejorar la digestión y el estreñimiento sin causar mal aliento, a diferencia del ajo común.

Es posible encontrar el ajo negro en cápsulas, una de sus presentaciones más populares. Se recomienda tomar de 2 a 4 cápsulas 40 minutos antes de la comida para mejores resultados.