Artritis y Artrosis: Conoce las principales dolencias del runner.

Artritis- Artrosis.
Artritis- Artrosis.

Artritis o Artrosis. Enfermedades del runner.

La artritis y la artrosis son dos dolencias muy comunes entre los corredores. Ambas patologías no son una misma  enfermedad , aunque comparten algunos factores de riesgo y síntomas. En el post de hoy trataremos de diferenciarlas, así como examinar sus posibles tratamientos y medidas de prevención. ¿Como funcionan las articulaciones? Constan de tres estructuras fundamentales: el hueso, el cartílago y la membrana sinovial. El cartílago hace de bisagra entre ambos extremos de los huesos, de almohadilla, amortiguando las fuerzas. La membrana sinovial, es el tapizado de los cartílagos y libera el líquido sinovial, para el buen funcionamiento de las bisagras.

Definición de artritis.

En la artritis, el tejido que se afecta es el sinovial, inflamándose y produciéndose mucho más líquido. La inflamación mantenida de una articulación, hace que el cartílago que permite el rozamiento suave de los huesos (almohadilla), adelgace e incluso desaparezca. Los síntomas son calor, rubor, aumento de tamaño y dolor.

  • Prevención: No se puede prevenir, o al menos aún no se conoce de qué manera podría conseguirse.
  • Tratamiento:  Es posible recurrir a fármacos como antiinflamatorios y corticoides. 

Definición de artrosis.

En la artrosis, la estructura dañada es el cartílago, que se desgasta, perdiendo el efecto amortiguador y de bisagra. El desgaste es progresivo hasta llegar a rozar hueso con hueso. Sus síntomas son el dolor y la impotencia funcional. Puede haber a menudo inflamación, pero en general es más moderada que en el caso de la artritis.Glucosamina.

  • Prevención: Evitar el sobrepeso y las lesiones, mantener una musculatura adecuada.
  • Tratamiento: Esta dolencia se trata con analgésicos, sesiones de rehabilitación; y en casos severos con sustitución de prótesis.

Existen suplementos naturales, que aunque no pueden curar la artrosis; pueden aliviar el dolor en las articulaciones. La Glucosamina de Aquisana es perfecta para combatir los procesos inflamatorios. Ayuda a reforzar los mecanismos naturales de curación de músculos y cartílagos y disminuye los síntomas de artrosis y artritis.

Aunque son dolencias que sufren los corredores o deportistas, cabe decir que la práctica de ejercicio moderada es buena para combatirlas. Lo único hay que saber cuales son los ejercicios adecuados para cada dolencia. Como siempre serán los especialistas los que determinen el tratamiento a seguir. Esperamos que os haya sido útil la información.  🙂